Medusa, retrato decapitado del poder femenino

276

 

 

Olivia Mortis
Cantora popular y poeta del amor universal.

Es hora escribir nuevamente la historia. Textos prehelénicos indican que Medusa fue Reina de Libia, encarnación de la sexualidad y de la madre tierra. En los 70´s, donde el mito fue releído por las filosofas feministas, reivindicaron a Medusa como una mujer ícono de este movimiento, rebelde, que no se deja someter al poder del hombre, diosa primaria dadora de vida y muerte, que nos recuerda que una mujer bella y poderosa es peligrosa para este sistema.

El movimiento feminista crece con fuerza y es necesario develar, desde su mirada, lo que ha escondido el patriarcado a lo largo de la historia. Podemos destacar al mito de Medusa como uno de los íconos feministas más significativos posibles de estudiar, vislumbrar algunas aristas por las que seguimos luchando, bajo las consignas “que nos dejen de matar, de violar y de maltratar”. Según Helene Cixous, el hombre crea a Medusa a través de su miedo al deseo por las mujeres, su cerco sexista de justificar al Patriarcado, expresado en la creencia de superioridad y necesidad de dominación masculina sobre el género femenino.

La belleza de Medusa cautivó a Poseidón, quien la violó en el templo de Atenea. Ella, furiosa por la profanación de su templo, transformó a Medusa en un monstruo con la capacidad mortal de convertir en piedra a cualquiera que la mirara a los ojos. En el templo, Medusa servía como sacerdotisa, pero Atenea le dio el favor al Patriarcado convirtiéndose en aliada de la cultura de la violación y la primera en traicionar a su propio género, dando paso a la normalización de cosificar a las mujeres, criminalizar a las víctimas de una violación y demostrar que el poder es cosa de hombres. En el contexto de la época, el mito era la forma de propagar la forma de vida que le correspondía a cada persona en el mundo. Fue, entonces, luz del abuso patriarcal y su devenir en la historia.

Medusa quedó embarazada producto del ultraje y Atenea mandó a matarla. Perseo, como buen héroe valiente, va en la misión y logra decapitar a Medusa cuando ésta dormía. Celini se inspira en esta historia y crea una escultura en donde se representa Perseo triunfante sobre el cuerpo decapitado de Medusa, como forma de representar el poder de la familia Medici sobre el pueblo Florentino. Otros artistas, para ganar la admiración de éstos, hicieron lo mismo en la pintura: Bernini, Rubens y, la obra más famosa, de Caravaggio. A lo largo de la historia las mujeres han sido sometidas, deslegitimadas, sexualizando su poder, incluso en la actualidad varias candidatas a la presidencia fueron comparadas con la figura decapitada de Medusa.

Es hora escribir nuevamente la historia. Textos prehelénicos indican que Medusa fue Reina de Libia, encarnación de la sexualidad y de la madre tierra. En los 70´s, donde el mito fue releído por las filosofas feministas, reivindicaron a Medusa como una mujer ícono de este movimiento, rebelde, que no se deja someter al poder del hombre, diosa primaria dadora de vida y muerte, que nos recuerda que una mujer bella y poderosa es peligrosa para este sistema.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí