¿Qué ocurre cuando suspenden a un alcalde por faltas a la probidad?

169

Este jueves se reanudó la campaña electoral para los comicios de mediados de mayo. Uno de los cargos a elegir por parte de los votantes será el de alcalde o alcaldesa en las 346 comunas del país.

Los alcaldes y alcaldesas durarán cuatro años en sus cargos, y podrán optar a una reelección inmediata. Es decir, podrán administrar sus comunas durante ocho años seguidos.

Sin embargo, los y las gobernantes comunales pueden ser suspendidos de sus funciones. De acuerdo a la Ley Orgánica de Municipalidades, las autoridades pueden ser sancionadas por contravenir las normas de probidad administrativa o notable abandono de deberes. Éso último, se considera cuando un edil o concejal transgrede las obligaciones que le impone la Constitución y las demás normas que regulan el funcionamiento municipal. 

Un alcalde “abandona sus deberes” cuando no cumple con las obligaciones impuestas por las normas que regulan el funcionamiento municipal; altere el patrimonio de una municipalidad en desmedro de las necesidades de su comunidad y/o cuando éste no pague las cotizaciones previsionales de sus funcionarios o trabajadores externos que presten servicios al municipio. 

Un caso reciente lo protagonizó el alcalde de Huechuraba, Carlos Cuadrado Prats, cuyo fallo emitido por el Tribunal Calificador de Elecciones determinó la disminución del 50% de su sueldo y una suspensión por 30 días de su cargo.

También la justicia electoral suspendió a Carmen Gloria Fernández, de la comuna de Quinta Normal, por dos meses a raíz del no pago de cotizaciones previsionales a los funcionarios de la Corporación Comunal de Desarrollo desde enero hasta abril de 2017, por montos cercanos a los 140 millones.

En Viña del Mar, su alcaldesa Virginia Regginato fue suspendida por un mes y castigada con la reducción del 50% de su sueldo por notable abandono de deberes y faltas graves a la probidad administrativa, aunque su caso no llegó al nivel de Karen Rojo en Antofagasta.

Cuando la inhabilidad es para siempre

A inicios de año, se confirmó la condena en contra de Karen Rojo, alcaldesa de Antofagasta,  por el delito de Fraude al Fisco por hechos cometidos en contra de la Corporación Municipal de Desarrollo Social entre 2015 y 2016.

En su caso, el Tribunal Oral en lo Penal de Antofagasta la condenó a cinco años de privación de libertad, además de inhabilitación perpetua para derechos políticos, cargos y oficios públicos durante el tiempo de la condena.

Su caso escaló hasta la Corte Suprema, cuyo veredicto se conocerá durante el mes de junio, y que podría rebajar su condena o mantenerla inhabilitada a perpetuidad. 

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí